Papel y cartón reciclado, los bulos

 

Papel y cartón reciclado, muchos son los bulos que rodean estas palabras.

 

Sí, parece mentira, pero hay mucho bulo sobre este concepto. Vamos por partes. Ante todo quiero dejar bien claro que no me gusta la tala de bosques indiscriminada. No es que piense en nuestros hijos, es que horroriza ver lo que se hace en determinados lugares. Cuando ves imágenes, por ejemplo en el Amazonas, de lo que ocurre, me doy cuenta que somos unos irresponsables. Sí, unos irresponsables. Y no sólo es la tala de bosques. Es que sólo hace falta ver imágenes o reportajes de los mares. Cuando ves verdaderas islas formadas de residuos de plástico, me acuerdo de los políticos. Da igual de dónde sean. No importa si son de derechas o izquierdas. Todos hacen lo mismo y les importa muy poco la ecología. Sólo les preocupa cuando toca hablar de ella para generar votos.

 

Papel y cartón reciclado, qué implica este concepto

 

Ahí está la cuestión. Preguntarse lo que implica. A veces hablamos de reciclar esto, o lo otro. Y ahí nos quedamos. Todos sabemos que debemos hacerlo, pero no solemos estar muy predispuestos a molestarnos. Todo aquello que implique un cambio en nuestro modo natural de hacer las cosas, solemos descartarlo. Es molesto. Hasta que llega el día que los peces comen plástico. O los bosques se quedan sin árboles. En este último caso hay países que protestan porque con las medidas que se les solicita, dicen no poder alimentar a la población. Vaya hipocresía.

 

Cuando veo imágenes, como he dicho, de la tala de árboles del Amazonas, se me ponen los pelos de punta. Pero no vayamos tan lejos, aquí, a lo largo de la historia, también hemos cortado árboles para hacer barcos. Se trata de un mal que generamos los humanos. El egoísmo o el pensar que deben ser los otros quienes arreglen el problema. Y el problema que vamos a dejar a nuestros hijos va camino de convertirse en catástrofe. Dice algún político irresponsable que no está demostrado que la polución sea el motivo del desastre climático que parece que llegue. Esto es, del calentamiento global. Pues francamente no sé qué más necesitan para admitirlo. Y del tema de los plásticos más vale ni hablar.

 

Bosque controlado vs selva forestal

 

Después de todo lo que he dicho hasta ahora, te vas a sorprender. El papel y el cartón reciclado son de poca calidad y no son la razón de todo lo malo. ¿Sorprendido? Te explico el motivo.

 

¿Te has fijado alguna vez en los bosques forestales controlados? ¿Verdad que sí? Pues son mucho más sanos que aquellos donde los árboles crecen sin control. Por ejemplo, en cualquier selva los árboles crecen a su aire. Y aunque puedan llegar a ser consideradas el pulmón del planeta, un bosque controlado no deja de ser bueno. Dicen los expertos (yo no lo soy) que un bosque controlado es mucho más sano que una selva.

 

Políticas forestales

 

Te voy a dar otra noticia sorprendente. Los países europeos productores de pasta de papel, cada año tienen más metros cuadrados de árboles. Es decir, en los países en los que se sigue una política forestal inteligente y responsable, no existe este problema del que hablamos. Estas políticas regulan la tala de árboles. Por ejemplo, te dejan cortar uno pero tienes que plantar tres a cambio. De ellos, dos no los puedes cortar durante muchos años. Y digo muchos. Se trata de una política que pongo como ejemplo. Sé que va por ahí, aunque no sé si es exactamente esta. Pero con ello quiero decir que si se hace con inteligencia, la tala de árboles no es contraproducente. Lo es la estupidez humana. Y de eso la hay a raudales.

 

En otros países, sin embargo, se corta y corta pensando que los árboles son infinitos. Y pensando que la economía está por encima de todo. Luego pasa lo que pasa y así nos va.

 

Cómo afecta el papel y cartón reciclado a las cajas

 

No te engañes. Las cajas fabricadas con kraft (pasta de papel) son mucho mejores en presencia, tacto y calidad. Pero tienen mala fama. Dicen que vienen de la tala de árboles (que también). No son ecológicas, dicen otros. Y bla bla bla. Pero si se sigue una política forestal inteligente, este argumento se cae por su propio peso. Además, los fabricantes de papel kraft son muy listos. Actualmente el kraft lleva una parte muy elevada de papel reciclado. Se mezclan ambas pastas de papel. Dicen que es por la ecología. Falso. Lo hacen por un tema de costes.

 

Personalmente suelo tender a diseñar la composición de una caja de cartón con papel kraft. No me gusta que me engañen a mi, ni yo hacerlo. Una caja fabricada de cartón reciclado tiene un aspecto y un rendimiento distinto. En temas de resistencia, suele ser malo. Pero ahí está.

 

Y me suele pasar que me llama un cliente preguntando por cajas de cartón reciclado. Suele ser evidente que no saben mucho del tema. Y tienes que seguirles la corriente. En esos casos lógicamente, oferto y fabrico con ese tipo de cartón. Pero no falla, después te llaman protestando por el rendimiento, aspecto y tacto de la caja. El papel reciclado es más poroso. Por tanto la humedad le afecta negativamente. La impresión de la caja es más complicada y suele quedar peor. El encolado de las pestañas puede fallar mucho más si se la fuerza.

 

Conclusión

 

No nos dejemos engañas. Hay que reciclar. Debemos tratar el medio ambiente con mucho cariño. No podemos dejarles a nuestros hijos lo que actualmente parece que van a heredar. Esto es, calentamiento global, mares llenos de plásticos, selvas sin árboles. Sin embargo, no nos dejemos tampoco engañar por malas prácticas comerciales que consisten en engañar a las personas. Mentir nunca es bueno. Y los bosques deben ser cuidados y bien tratados. Deben ser llevados con inteligencia. La tala controlada no es mala. Aprendamos de todo ello.

RECICLAR

EMBALAJE SOSTENIBLE